totop

3interCat

iWith.org's Net









MORE INFO :

iwith.org





Join the iWith team

Headline news

SMARTNAV4 mouse, a technological solution at the service of people with ALS

SMARTNAV4 mouse, a technological solution at the service of people with ALS

The Miquel Valls Foundation, through its Bank of Support Products, offers this widget that allows for using the computer with complete autonomy.
 

SMARTNAV4 is the fourth generation of a mouse that facilitates the use of computers by people with Amyotrophic Lateral Sclerosis (ALS) and other diseases that reduce mobility.
Pantalla Smartnav4
With the built-in Dwell Clicking software and a free screen keyboard created by Lake Software, the SMARTNAV4 works through a small adhesive made of reflective material that is placed anywhere on the face and a sensor located above the screen. By moving the head, you can control the pointer on your computer, without using your hands. Therefore, people with ALS can write emails, answer WhatsApp, perform any action on the computer in a totally autonomous way.
The Miquel Valls Catalan Foundation of Amyotrophic Lateral Sclerosis (FMQV), with whom iWith.org collaborates, aims to promote all kinds of actions aimed at improving the quality of life of people with ALS and other diseases of motoneurone, as well as of their families. For this reason, among others, at the Bank of Support Products (BPS) they offer, for an unlimited time, the necessary material so that people affected by ALS can live in the most autonomous and with the best possible quality of life.
The BPS of the Miquel Valls Foundation wants to respond to the great need of people with ALS to use these support products, to which not all families have access. It has about 1,200 products, among which communication material such as the SMARTNAV4 mouse.

Sources: Taula del Tercer Sector, Fundació Miquel Valls, SmartNav by NaturalPoint.

image/jpg

image/jpg


#ProjecteFAM en i-Docs 2018

#ProjecteFAM en i-Docs 2018

A finales de marzo, nuestra compi Lucía Andújar tuvo el placer de asistir con ProjecteFAM al i-Docs, el simposium bianual dedicado al documental interactivo e inmersivo, pata del proyecto de investigación empírico-académica impulsada por Sandra Gaudenzi, Mandy Rose y Judith Aston, desde el Centre of Digital Human Studies de la Universidad de Bristol, Inglaterra.

Esta edición ha buscado promover el análisis alrededor del documental interactivo y su evolución, desde su capacidad de encuentro entre diálogo, creatividad y resistencia. Para ello, se ha querido expandir el diálogo dando espacios específicos a la interacción y la inmersión pero también, al impacto, la innovación y la intervención en un variado e intenso programa de 3 días repleto de paneles, estudios de caso y muestras expositivas.

Es en la I de Impacto, donde se ha ubicado a Quepo con ProjecteFAM. La propuesta era formar parte del panel, Reflecting on Practice: Impact, donde se nos invitaba, junto a otras dos creadoras, a analizar nuestros trabajos desde la perspectiva de la incidencia social.

Behind the Fence y The Crossing, de Lindsay Branham y Shreepali Patel respectivamente, fueron nuestras compañeras de escena. Ambos proyectos apoyan su estrategia de impacto en la incorporación de narrativas en 360º para adentrarse en dos temáticas sociales muy distintas. The Crossing cuenta la historia de una mujer joven, víctima de trata, una historia personal, narrada en primera persona, mientras que Behind the Fence aporta el relato inmersivo para trasladarnos al campo de prisioneros de la minoría musulmana Rohingya en Myanmar. Con ProjecteFAM, completábamos el panel aportando una visión de transformación desde la concepción de un transmedia.

En líneas generales, donde la interactividad y la inmersión fueran protagonistas, las preocupaciones fundamentales eran las relativas a la vocación intrínseca del documental social a la hora de generar propuestas de cambio en la(s) realidad(es) que representa.

En este sentido, la propuesta narrativa de FAM permitió abordar en la sesión conceptos más allá de lo formal y adentrarse en la estrategia de cambio como motor de la definición narrativa. Hay que decir que FAM es un caso bastante único, que pone y expone sobre la mesa las inquietudes primarias que provocan el ‘querer hacer algo para cambiar ésto’. La percepción es que, a menudo, las estrategias de impacto no van acompañadas de estrategias de transformación, por lo que los esfuerzos que llevan a generar esa colisión, ese impacto, propician, en el mejor de los casos, ciertos movimientos que sin embargo, carecen de un recorrido que ayude a ubicar de nuevo las cuestiones que nos ocupan.

FAM se estructura sobre una base, una metodología, un lugar donde quedarse. No es una acción, es un nuevo terreno desde el que comunicarse y es desde ahí, desde esa invitación a vincularse con el proyecto, donde genera cambios.

¿Es FAM un documental interactivo? Puede que además. Pero lo que desde luego es, es una provocación directa a un cambio de paradigma desde una propuesta de relato. Narrativa y transformación en estado puro.

Durante el ruedo de preguntas con el público surgieron cuestiones como la del origen y la intención ¿De dónde se origina un proyecto de transformación social? ¿cómo alcanzar un impacto real, transformador? De nuevo, aquí FAM es un caso atípico. Un proyecto transmedia que surge desde y para el ámbito de la cooperación al desarrollo, hecho para incidir de dentro a afuera, buceando a la raíz, precisamente al origen para inyectar un cambio de mirada que pueda propagarse en las distintas ramificaciones discursivas. FAM plantea que es necesario cambiar el discurso sobre el Hambre y desde esa misión, teje un entramado de herramientas narrativas que se despliega siguiendo la estrategia de transformación del proyecto. Así mismo, dicha estrategia está apoyada en una red de alianzas y colaboraciones que permiten ese alcance del impacto propuesto. Y este, es un aspecto crucial que en la mayor de los casos no está contemplado desde el los ámbitos cinematográficos. Es incuestionable el poder del relato para acercar realidades, provocar reflexión, empatía y generar conocimiento. Es la pieza fundamental en ese espacio de diálogo, creatividad y resistencia que se analiza en este simposium. No obstante, es en efecto, una pieza dentro de un engranaje complejo y es evidente que debe ir acompañada de alianzas estratégicas que permitan que ese relato cale en los reglamentos de esas realidades que pretendemos transformar.   

Y aquí entran metodologías como la participación, la colaboración y la co-creación, las tres muy presentes en distintos paneles y presentaciones del encuentro. En especial, en el ámbito de la participación, destacamos tres intervenciones de las que pudimos asistir, una desde una propuesta metodológica y de definición de roles en proyectos participativos, otra desde la ideación de herramientas de registro y una última, un caso práctico de creación.

David Green, de la Universidad de Bristol hacía una exposición sobre cómo se configura la participación en el documental interactivo en la que sitúa a los colaboradores (stakeholders) en la fase  de diseño de proyecto en lo que enmarca como el ‘intercambio creativo’. En este proceso, dentro de la narrativa digital se sumaría el campo de la ‘Interacción persona-computadora’ (HCI) que interviene en el diseño tecnológico según los distintos resultados de usabilidad, en cuanto a satisfacción y frustraciones, de dichos colaboradores.

 

Como parte de un  proceso participativo, la figura del autor del documental adquiere un rol de facilitador. Si, además entendemos un proceso no lineal como un canvas, el perfil de la autora del documental, se convierte más que nunca en un rol de facilitadora en ese espacio, encontrando los vínculos y colaboraciones más efectivos, sencillos y significantes para el proyecto.

Un gran descubrimiento fue dar con Liz Miller, documentalista y profesora en la Universidad de Concordia, Canadá, que explora la participación como proceso de construcción de sus proyectos de documental. Junto a Dorit Naaman ofrecieron un taller de creación de mapas visuales para prácticas participativas. Este taller formaba parte de un proceso de co creación, incluyendo a otras creadoras para volcar sus impresiones al software que actualmente están desarrollando. Nos pareció destacable la relevancia dada a dos tipos de información: la formal y la informal. En su propuesta, el mapa visual incluye tanto situaciones y eventos como aspectos emocionales, momentos de inspiración, cambios de dirección, como cuestiones determinantes dentro del espectro de lo informal. Esperemos que este año tengan listo un prototipo para poder testearlo en nuestros próximos proyectos.

Y en el aspecto más expositivo, conocimos un interesante proyecto de realidad virtual, https://twitter.com/volveracasaVR, de Josefina Buschman y Catalina Alarcón, que plantea una propuesta colaborativa e inmersiva de inclusión social. El proyecto nació con un taller de 4 meses en la prisión de mujeres de Santiago de Chile, donde se creó un entorno de respeto e intimidad con las reclusas en el que compartieron historias de vida. Las dos documentalistas comenzaron a adquirir un rol de puente entre las reclusas y sus familiares, enviando correspondencias y mensajes filmados. Del propio proceso de facilitación (de nuevo) surgió la propuesta de filmar el interior de cada uno de sus hogares, con mensajes de apoyo y cariño de sus familiares, creando espacios inmersivos a los que se podrían trasladar desde sus celdas.

Como cierre de un intenso simposium en el que destacamos que mayoritariamente participaron mujeres, tanto desde el campo académico como del práctico, Kamal Sinclair, directora de la iniciativa Nuevas Fronteras, de Sundance, nos dejaba con varias reflexiones en el aire en torno a la responsabilidad política inherente al desarrollo tecnológico. Cómo enfocar la tecnología para desmontar estereotipos, evitar actitudes paternalistas y patriarcales, desestigmatizar la otredad, favorecer la diversidad, salvar las grietas de representación, proteger nuestra ciber seguridad, luchar contra la falsa sensación de democracia, y más.

Curiosamente, paralelamente en la misma ciudad, estaba teniendo lugar el Data for Development Festival, un espacio para reflexionar en el uso del data para construir un mundo más justo 🙂

L'entrada #ProjecteFAM en i-Docs 2018 ha aparegut primer a Quepo | Comunicació per a la transformació social.


#ProjecteFAM en i-Docs 2018

#ProjecteFAM en i-Docs 2018

A finales de marzo, nuestra compi Lucía Andújar tuvo el placer de asistir con ProjecteFAM al i-Docs, el simposium bianual dedicado al documental interactivo e inmersivo, pata del proyecto de investigación empírico-académica impulsada por Sandra Gaudenzi, Mandy Rose y Judith Aston, desde el Centre of Digital Human Studies de la Universidad de Bristol, Inglaterra.

Esta edición ha buscado promover el análisis alrededor del documental interactivo y su evolución, desde su capacidad de encuentro entre diálogo, creatividad y resistencia. Para ello, se ha querido expandir el diálogo dando espacios específicos a la interacción y la inmersión pero también, al impacto, la innovación y la intervención en un variado e intenso programa de 3 días repleto de paneles, estudios de caso y muestras expositivas.

Es en la I de Impacto, donde se ha ubicado a Quepo con ProjecteFAM. La propuesta era formar parte del panel, Reflecting on Practice: Impact, donde se nos invitaba, junto a otras dos creadoras, a analizar nuestros trabajos desde la perspectiva de la incidencia social.

Behind the Fence y The Crossing, de Lindsay Branham y Shreepali Patel respectivamente, fueron nuestras compañeras de escena. Ambos proyectos apoyan su estrategia de impacto en la incorporación de narrativas en 360º para adentrarse en dos temáticas sociales muy distintas. The Crossing cuenta la historia de una mujer joven, víctima de trata, una historia personal, narrada en primera persona, mientras que Behind the Fence aporta el relato inmersivo para trasladarnos al campo de prisioneros de la minoría musulmana Rohingya en Myanmar. Con ProjecteFAM, completábamos el panel aportando una visión de transformación desde la concepción de un transmedia.

En líneas generales, donde la interactividad y la inmersión fueran protagonistas, las preocupaciones fundamentales eran las relativas a la vocación intrínseca del documental social a la hora de generar propuestas de cambio en la(s) realidad(es) que representa.

En este sentido, la propuesta narrativa de FAM permitió abordar en la sesión conceptos más allá de lo formal y adentrarse en la estrategia de cambio como motor de la definición narrativa. Hay que decir que FAM es un caso bastante único, que pone y expone sobre la mesa las inquietudes primarias que provocan el ‘querer hacer algo para cambiar ésto’. La percepción es que, a menudo, las estrategias de impacto no van acompañadas de estrategias de transformación, por lo que los esfuerzos que llevan a generar esa colisión, ese impacto, propician, en el mejor de los casos, ciertos movimientos que sin embargo, carecen de un recorrido que ayude a ubicar de nuevo las cuestiones que nos ocupan.

FAM se estructura sobre una base, una metodología, un lugar donde quedarse. No es una acción, es un nuevo terreno desde el que comunicarse y es desde ahí, desde esa invitación a vincularse con el proyecto, donde genera cambios.

¿Es FAM un documental interactivo? Puede que además. Pero lo que desde luego es, es una provocación directa a un cambio de paradigma desde una propuesta de relato. Narrativa y transformación en estado puro.

Durante el ruedo de preguntas con el público surgieron cuestiones como la del origen y la intención ¿De dónde se origina un proyecto de transformación social? ¿cómo alcanzar un impacto real, transformador? De nuevo, aquí FAM es un caso atípico. Un proyecto transmedia que surge desde y para el ámbito de la cooperación al desarrollo, hecho para incidir de dentro a afuera, buceando a la raíz, precisamente al origen para inyectar un cambio de mirada que pueda propagarse en las distintas ramificaciones discursivas. FAM plantea que es necesario cambiar el discurso sobre el Hambre y desde esa misión, teje un entramado de herramientas narrativas que se despliega siguiendo la estrategia de transformación del proyecto. Así mismo, dicha estrategia está apoyada en una red de alianzas y colaboraciones que permiten ese alcance del impacto propuesto. Y este, es un aspecto crucial que en la mayor de los casos no está contemplado desde el los ámbitos cinematográficos. Es incuestionable el poder del relato para acercar realidades, provocar reflexión, empatía y generar conocimiento. Es la pieza fundamental en ese espacio de diálogo, creatividad y resistencia que se analiza en este simposium. No obstante, es en efecto, una pieza dentro de un engranaje complejo y es evidente que debe ir acompañada de alianzas estratégicas que permitan que ese relato cale en los reglamentos de esas realidades que pretendemos transformar.   

Y aquí entran metodologías como la participación, la colaboración y la co-creación, las tres muy presentes en distintos paneles y presentaciones del encuentro. En especial, en el ámbito de la participación, destacamos tres intervenciones de las que pudimos asistir, una desde una propuesta metodológica y de definición de roles en proyectos participativos, otra desde la ideación de herramientas de registro y una última, un caso práctico de creación.

David Green, de la Universidad de Bristol hacía una exposición sobre cómo se configura la participación en el documental interactivo en la que sitúa a los colaboradores (stakeholders) en la fase  de diseño de proyecto en lo que enmarca como el ‘intercambio creativo’. En este proceso, dentro de la narrativa digital se sumaría el campo de la ‘Interacción persona-computadora’ (HCI) que interviene en el diseño tecnológico según los distintos resultados de usabilidad, en cuanto a satisfacción y frustraciones, de dichos colaboradores.

Como parte de un  proceso participativo, la figura del autor del documental adquiere un rol de facilitador. Si, además entendemos un proceso no lineal como un canvas, el perfil de la autora del documental, se convierte más que nunca en un rol de facilitadora en ese espacio, encontrando los vínculos y colaboraciones más efectivos, sencillos y significantes para el proyecto.

Un gran descubrimiento fue dar con Liz Miller, documentalista y profesora en la Universidad de Concordia, Canadá, que explora la participación como proceso de construcción de sus proyectos de documental. Junto a Dorit Naaman ofrecieron un taller de creación de mapas visuales para prácticas participativas. Este taller formaba parte de un proceso de co creación, incluyendo a otras creadoras para volcar sus impresiones al software que actualmente están desarrollando. Nos pareció destacable la relevancia dada a dos tipos de información: la formal y la informal. En su propuesta, el mapa visual incluye tanto situaciones y eventos como aspectos emocionales, momentos de inspiración, cambios de dirección, como cuestiones determinantes dentro del espectro de lo informal. Esperemos que este año tengan listo un prototipo para poder testearlo en nuestros próximos proyectos.

Y en el aspecto más expositivo, conocimos un interesante proyecto de realidad virtual, https://twitter.com/volveracasaVR, de Josefina Buschman y Catalina Alarcón, que plantea una propuesta colaborativa e inmersiva de inclusión social. El proyecto nació con un taller de 4 meses en la prisión de mujeres de Santiago de Chile, donde se creó un entorno de respeto e intimidad con las reclusas en el que compartieron historias de vida. Las dos documentalistas comenzaron a adquirir un rol de puente entre las reclusas y sus familiares, enviando correspondencias y mensajes filmados. Del propio proceso de facilitación (de nuevo) surgió la propuesta de filmar el interior de cada uno de sus hogares, con mensajes de apoyo y cariño de sus familiares, creando espacios inmersivos a los que se podrían trasladar desde sus celdas.

Como cierre de un intenso simposium en el que destacamos que mayoritariamente participaron mujeres, tanto desde el campo académico como del práctico, Kamal Sinclair, directora de la iniciativa Nuevas Fronteras, de Sundance, nos dejaba con varias reflexiones en el aire en torno a la responsabilidad política inherente al desarrollo tecnológico. Cómo enfocar la tecnología para desmontar estereotipos, evitar actitudes paternalistas y patriarcales, desestigmatizar la otredad, favorecer la diversidad, salvar las grietas de representación, proteger nuestra ciber seguridad, luchar contra la falsa sensación de democracia, y más.

Curiosamente, paralelamente en la misma ciudad, estaba teniendo lugar el Data for Development Festival, un espacio para reflexionar en el uso del data para construir un mundo más justo 🙂

L'entrada #ProjecteFAM en i-Docs 2018 ha aparegut primer a Quepo | Comunicació per a la transformació social.


Reunión padres de  familia

Reunión padres de  familia

Hoy jueves 05 de abril de 2018 en las intalaciones del Colegio San José Obrero se realizo reunión con los padres de familia donde se trataron varios tema y se hizo entrega de notas...



Insert here the body text.

image/jpg


Preventing Violence Against Children by Promoting a Culture of Peace in Ecuador

Preventing Violence Against Children by Promoting a Culture of Peace in Ecuador

Tumbaco, a typical Ecuadorian town, located only 15 kilometers to the east of Quito, was the chosen venue to host a Facilitation Workshop on the Learning to Live Together Programme.

EcuadorThe group was composed of 22 participants from 11 different institutions, organizations and religious groups carrying out different programs for children and youth living in socially vulnerable conditions, belonging to dysfunctional families, and facing violence, abuse and addiction on daily basis.

The workshop, which was held from 22 to 25 February 2018, aimed at training teachers, educators, social workers, and volunteers to promote a culture of peace to help prevent violence against children and youth in educational institutions, religious communities, and community centers in different areas of Quito.

During the 3-days workshop, participants got familiar with the main concepts of Learning to Live Together, its methodology and framework. They reflected on the influence violence has on children and youth in their particular context, and the role that value-based education can play to prevent it.

Through the different activities, participants gain the knowledge and practical skills to design an ethics education program based on Learning to Live Together and customized to the needs and realities of the children they work with and their communities. In this way, participants could visualize how to integrate an ethics education program in their current projects, and design concrete plans to implement the program in a systematic way.

The Global Network of Religions for Children (GNRC) Ecuador, and Arigatou International Geneva will provide support to the creation of a local Community of Practice.

The workshop was facilitated by Learning to Live Together Trainers Ms. Mercedes Román, Senior Adviser for the GNRC Latin America and the Caribbean and Ms. Mónica Bernal, Family Therapist and Advisor; together with Ms. Maribel Leon, Director and Educator, Pastoral de la U.E. San Luis Gonzaga, and Mr. Marco Laguatasi, Educator and Coordinador of GNRC Ecuador, both Learning to Live Together Facilitators.

We thank GNRC for their support in co-organizing this workshop, the facilitators for their commitment and dedication, and the participants for their enthusiasm and friendly spirit of collaboration.


RSS news feed


iWith.org Improving the World using Information Technology to Help Organizations
Google + Facebook Twitter Youtube Rss